domingo, diciembre 29, 2013

El porqué del ronroneo de los gatos




El ronroneo es el sonido característico de nuestros gatitos. Este nos gusta tanto porque le permite identificarse y expresarse. Hoy te dejamos algunas curiosidades sobre el ronroneo de los gatos.

Lo primero que tienes que saber es que este ruido se suele producir cuando se encuentran a gusto y cómodos con el entorno. Es decir, cuándo se sienten bien emiten este sonido.

No hay una razón contundente en cuanto al motivo del ronroneo. Lo que si queda claro es que cuando les hacemos caricias, les mimamos o abrazamos, ellos se sienten a gusto como para demostrárnoslo. Hay otras ocasiones muy placenteras para nuestros felinos donde también lo hacen. Por ejemplo cuando comen.

Por otro lado, se han dado casos muy curiosos donde gatos emitían este ruido en situaciones de dolor o incómodas en vez de en condiciones placenteras. Por ejemplo al morir o cuando estaban enfermos.

Por esto, podríamos clasificar el ronroneo en dos tipos, uno de placer y otro de preaviso que se utilizaría para llamar la atención de los suyos. Por ejemplo si quiere comer o se encuentra mal.






¿Que tipo de perro tienes?




miércoles, diciembre 25, 2013

Después de los regalos, toca reciclar.



Durante todo el año, y especialmente en fechas señaladas como las fiestas navideñas, casi todos corremos a las calles a comprar, pero ¿qué pasa después de abrir los regalos? Moños, papeles, cajas y bolsas, terminan en su mayoría en la basura.

Es por esto que te tenemos una una serie de alternativas para celebrar estas fiestas de un modo más sostenible.

Los envases y embalajes son un problema serio para el medio ambiente. Un 40% de la basura doméstica son residuos orgánicos, del resto, un 80% lo constituyen envases. Este porcentaje crece sin cesar y se dispara en Navidad. Para fabricarlos se destruyen recursos naturales, se contamina el agua y la atmósfera. Tanto en su fabricación como en su reciclaje se consumen grandes cantidades de energía y cuando se convierten en residuos tienen un notable impacto ambiental, tanto si se depositan en vertederos como, sobre todo, si se incineran.

¿Qué puedes hacer?

- Comprar el contenido y no el envase. Muchas veces se paga más por los envoltorios que se tiran directamente a la basura que por el contenido.
- Al recibir regalos, no tires el papel, cajas, bolsas y/o moños, la mayoría queda en buen estado y se pueden guardar para otras ocasiones.
- Reciclar un regalo que ya se tenga en casa.
Seamos honestos, a veces damos regalos "por compromiso, por quedar bien", quizá tengas algo en casa que nunca has usado y puedas darle a alguien más.
- Crea tarjetas recicladas
Nos gusta imaginar que las personas en nuestra lista de tarjetas navideñas atesorarán sus tarjetas para siempre, pero la realidad es que la mayoría de las tarjetas terminan siendo recicladas o, peor, en la basura. Crear tus propias tarjetas con materiales reutilizados disminuye los desechos y añade un toque personal. De manera alternativa, utiliza tarjetas electrónicas para reducir tanto los desechos como la contaminación.

domingo, diciembre 15, 2013

La inspiradora historia de Asha.



Asha fue abandonada en un refugio mientras daba a luz, y le era imposible dar de comer a sus cachorros por tener su pelo muy enredado. Gracias a la fundación Bill Foundation Dog Rescue, y su interés en la mejora de la vida de esta joven familia, hoy tanto los cachorros como la madre están sanos y salvos y esperando a ser adoptados por una familia amorosa y responsable. 

Cada día se escuchan más historias de mascotas abandonadas en todas partes del mundo, aporta tu grano de arena al adoptar tus mascotas en vez de comprarlas y al esterilizarlas de forma responsable. 

Los animales necesitan de nosotros, tanto como los necesitamos nosotros a ellos.

Para más información y cómo apoyar a Bill Foundation Dog Rescue, haz click aquí.

Animales y sus versiones miniatura

Todos amamos a los animalitos cuando son bebés, pero se vuelven aún más tiernos cuando los vemos junto a su versión adulta.

Acá les dejamos algunas hermosas imágenes.


  
 


 










sábado, diciembre 14, 2013

Ellos en el cine - Las aventuras de Mr. Peabody y Sherman



El perro más inteligente del mundo, Mr. Peabody, es un gran científico y genio. Ha ganado dos medallas Olímpicas y adoptó al pequeño niño Sherman desde que éste era un bebé. Una gran aventura para salvar al universo comenzará cuando Sherman utiliza el mayor invento de Mr. Peabody: WABAC (una máquina del tiempo) y rompe las reglas.

¡Mira el tráiler!





Fuente:
Yahoo! México

Millie, el gatito guardián




BANDAI es uno de los fabricantes de juguetes más grandes del mundo, y ¿quién creen que cuida la juguetería?

¡Un gatito!

Millie es el nombre que le dieron a este gato de bengala, que fue hallado cerca de los depósitos de juguetes en Southampton (Reino Unido) al mismo tiempo cuando la administración estaba buscando un nuevo guardián. Este gato sorprendió por su exceso de ronroneo y espíritu de observación. 

Las excelentes habilidades para escalar, correr y ronronear, jugaron un papel enorme para que el pequeño felino fuera elegido por encima incluso, de varias personas y perros de guardia, ya que en el caso de la presencia de algún delincuente en el territorio o cualquier movimiento fuera de lo normal, el minino comienza a maullar en voz alta, e incluso arañar o morder al atacante. Eso si, de vez en cuando hace alguna travesura con las cajas de los juguetes, pero parece que BANDAI esta contento con este pequeño ayudante.

“Estamos seguros de que las ventas serán excelentes, el nombramiento de Millie nos traerá dos grandes beneficios, en primera medida, nos aseguramos un crecimiento en ventas y en segunda medida, protegemos nuestra inversión, el gato está muy bien capacitado para realizar su trabajo”, dijo un portavoz.

Millie firmó un contrato con su huella y el dinero que gane será para pagar sus alimentos y juguetes para distraerse.

¿No se ve realmente tierno con su uniforme policiaco? ^^ 











Fuentes:


jueves, diciembre 12, 2013

Consejos para que tu mascota, disfrute la Navidad



¿Alguna vez te has puesto a pensar en qué época del año tu perro está más inquieto? Si vives en México, seguro es en Septiembre o en las vacaciones de invierno, ya que acostumbramos a festejar un sinfín de eventos, como el día de la virgen de Guadalupe, el nacimiento del niño Jesús o el fin de año, entre muchos otros festejos, llevando nuestras costumbres a prácticas poco gratas para nuestras mascotas, tales como: música en un volumen elevado, juegos pirotécnicos, visitas de familiares y amigos (extraños para nuestras mascotas), etc.

No hace falta hacer notar que son precisamente estas fechas en las cuales, lo que para nosotros es un festejo, para nuestras mascotas puede ser un infierno. Su instinto protector y su alto sentido auditivo hacen que sufran mucho en estas fiestas. 

El primer consejo es, jamás consolar y acariciar a nuestra mascota ¿Por qué? Por más que nos resulte extraño este consejo, ellos en vez de tranquilizarse, lo interpretan como un premio a tener miedo. No debemos fortalecer este síntoma. 

El segundo consejo, y más importante, evitar jugar con juegos pirotécnicos. A demás de resultar un peligro para nosotros, también hacemos que nuestro bello animal sufra de más en estas fechas. Bien aún, muchas veces es imposible evitar estas prácticas. Ante esta situación, debemos lograr hacer reducir estos miedos paulatinamente hasta eliminarlos por completo, o en su defecto, hacer que se acostumbre a ellos. ¿Cómo? Afrontando sus miedos. 

Primeramente, hacer que nuestra mascota pueda convivir no solo con su familia humana, sino también con nuestros amigos y conocidos, así cuando se encuentre en un lugar con mucha gente, no se sienta invadido en su territorio. 

En el tema de los ruidos, podemos practicar los ruidos que le incomodan a una distancia donde apenas lo percate, y poco a poco, conforme el tiempo lo vaya permitiendo, ir reduciendo esa distancia, a tal grado de que nuestra mascota no se inquiete con la "explosión". Claro está en que debemos proteger la integridad física de nuestro animal, pues es muy diferente acostumbrarlo a ruidos, a acostumbrarlo a sufrir. 

Por último, en el peor de los casos, se recomienda consultar con el médico veterinario para que se le recete algún medicamento para tranquilizarlo. Jamás lo recetes tu mismo si no estás capacitado ni sigas el consejo de algún conocido, recuerda que lo que puede funcionar para un animalito, pudiera no servir para otro y agravar la situación. 

Recuerden que la Navidad es una ocasión para pasarla en compañía de sus seres queridos y de su mejor amigo. 

¡Felices fiestas! ^^


Fuente:
Autor: Ing. Rodrigo Fco. Berganza Argoud


El duo canino Harlow y Sage + Indi





En Marzo de este 2013, @harlowandsage abría una cuenta en Instagram con dos hermosas canes como protagonistas. Harlow una preciosa Weimaraner, y su hermana mayor Sage, una pequeña Daschund.

Dicha cuenta se popularizó gracias a la publicación de tiernas y divertidas imágenes de estas dos perritas. Son imágenes donde se les puede ver tomando siestas juntas, jugando entre ellas y vestidas con distintos disfraces. Además, en la cuenta hay varios videos que son publicados cada lunes, los videos de Harlow con las "Clásicas bromas de los lunes"

La cuenta Harlow and Sage es todo un fenómeno por su gran popularidad, teniendo más de 140 mil seguidores que disfrutan día a día de estas espectaculares imágenes.

Ambas eran inseparables y ese vínculo fraternal que mostraban vía Instagram tocó la fibra sensible de sus seguidores.

Les compartimos algunas de sus imágenes.









La llegada de Indiana

Tristemente, Sage comenzó a tener problemas de corazón, y en septiembre pasado a la edad de 13 años, se fue al cielo perruno. Ante la agonía por la pérdida de su amiga, Harlow recibió de la mejor manera a una nueva compañerita: Indiana, una cachorrita también de raza Dachshund que ahora la acompaña para posar en cada una de las fotografías. El 24 de septiembre todos los instagrammers dieron la bienvenida a Indi, la nueva hermanita de Harlow. Enseguida se hicieron amigas inseparables.

Estas son algunas de sus imágenes.










  



Fuentes

lunes, diciembre 09, 2013

La perfección del gato



Cuenta la leyenda que en el momento de la Creación, todos los animales puestos en fila, y cada uno a su turno, le pedían a Dios el atributo que más querían.

El pavo real deseaba belleza; la gacela, rapidez; el león, coraje; el caballo, gracia; y así cada uno hizo su pedido. El gato, que era el último de la fila, escuchó bien todos los pedidos, cuando llegó su turno, pidió un poco de cada uno de esos atributos, sin dejar de lado ninguno, y esta es la causa por la que el gato es uno de los animales más perfectos.


La Navidad de un perrito abandonado


Era el primer domingo de diciembre, y yo me pregunté si era verdad lo que estaba viendo.

Un automóvil se detuvo, se entreabrió una puerta trasera y alguien hizo bajar a un perrito muy inquieto.

“¡Bájate Pulquete!”
, ordenó una voz desde el interior. El pobre animalito quedó desconcertado cuando el automóvil se alejó a toda velocidad. Me partió el corazón verlo correr desesperado detrás del vehículo. Pulquete tendría unos seis o siete meses; menudito, de patas largas y pelo corto color canela, exhibía una oreja negra de llamativo contraste. No volví a verlo hasta mucho después, pero imagino que esa noche, agotado y tembloroso, durmió acurrucado en el primer agujero que encontró.

Por la mañana comenzó a buscar a sus dueños. Ese día no comió y apenas bebió un poco de agua estancada. Creo que los días y las noches se le hacían interminables.

A las dos semanas ya se veía flaco y decaído, aunque se le podía reconocer fácilmente por su orejita negra.

Como es muy joven, creo que comenzó a olvidar a quienes lo arrojaron a la calle. Tal vez recuerda vagamente un patio soleado donde retozaba despreocupado. Pero hoy no sabe qué le pasa, pero tiene hambre y mucho miedo porque otros perros callejeros le ladran, la gente lo echa de las veredas y cuando cruza las calles, unos artefactos rugientes se le vienen encima. Pero a pesar de todo, Pulquete siente una irresistible atracción por las personas. Cuando descubre que alguien lo mira compasivo, se le acerca tímidamente con la cabeza gacha y ojos que imploran una caricia. Pero, invariablemente, esa persona que se detiene misericordiosa, endurece la mirada y sigue su camino, no vaya a ser que el pobre animal se le adose y la siga.

Diez días después de presenciar aquel acto incalificable, nuestro perro Budy, un maravilloso lanudo grandote y bonachón, de cuatro años de edad, escapó debido al susto los cohetes, y se perdió. Lo buscamos días enteros por el barrio y por las calles de la ciudad, pero nuestro querido Budy no apareció. Tomás, nuestro hijo de ocho años, estaba desconsolado; nunca lo habíamos visto tan afligido. Se acercaba la Navidad y todo hacía presagiar que la íbamos a pasar con mucha tristeza.




Budy se había alejado mucho de su casa. Cuando se le pasó el susto seguro intentó regresar, pero caminó en sentido contrario y terminó en un mundo desconocido y ruidoso: el centro de la ciudad. Durante días y noches debe hacer corrido desesperadamente buscando a su familia, hasta que el desaliento y el cansancio detuvieron su atolondrada carrera. Su mirada vivaz se apagó y su abundante pelaje pronto fue una maraña sucia y enredada.

Un día que llovía copiosamente, el pobre Budy trotaba pegado a la pared buscando algún sitio donde guarecerse cuando se topó con un cachorro flaco, asustado y empapado que se detuvo y lo miró con curiosidad. Era el débil Pulquete, al que ya se le contaban las costillas. Él y el corpulento y greñudo Budy, se quedaron estáticos bajo el aguacero observándose con expectación. Pulquete, con sus orejitas paradas, movió tímidamente la cola y Budy se le acercó para olerlo. Enseguida se hicieron amigos y ya no se separaron en su vagabundeo. El pequeño seguía al grande a todas partes, buscaban comida juntos y en las noches frescas se daban calor pegaditos uno con otro. Budy seguía con su idea fija de localizar su casa, obsesión que sólo olvidaba temporalmente cuando se divertía con Pulquete en el novedoso juego de perseguir automóviles y motocicletas.

Llegó el 24 de diciembre. Hacía ya catorce días que se había perdido nuestro perro, y desde entonces, Tomás casi no hablaba ni se interesaba por nada. Mi esposa y yo, preocupados por tan prolongada apatía, decidimos llevarlo a la Misa del gallo, que se celebraba a las diez de la noche en la Catedral. No sé cómo se nos ocurrió la idea, pero esa misma noche, al terminar la ceremonia, cuando todavía vibraban en nuestros corazones los conmovedores acordes del Gloria in excelsis y los ángeles aún aleteaban sobre nuestras cabezas, comprobamos que aquella decisión no había sido casual.

Al salir de la iglesia fuimos rápidamente hasta nuestro auto para llegar cuanto antes a casa, donde nos esperaban los abuelos de Tomás para la cena de Nochebuena. Iba a poner el motor en marcha cuando Tomás salío de su mutismo y me dijo: "Mira papá, ese pobre perrito, ¡qué flaco está!". Miré hacía donde me señalaba mi hijo y reconocí al cachorro por su inconfundible mancha negra. "Pero si es Pulquete, el cachorro que tiraron a la calle desde un auto. ¿Te acuerdas que te lo conté? Fue antes de que se perdiera Budy. Qué desmejorado está, pobrecito".

"Mira como nos mira papi, como si quisiera venir con nosotros...". "No Tomás..., no podemos". "Quiero acariciarlo papá, por favor. ¡Ven perrito!". Yo sabía que si Tomás acariciaba a ese cachorro tendríamos que llevarlo a nuestra casa. ¿Pero cómo negarle ese gesto de ternura después de lo que había sufrido?. Nos miramos resignadamente mi esposa y yo, y asentimos en silencio. Tomás bajó del auto y acarició efusivamente al cachorro. Había que ver a Pulquete, estaba loco de alegría, movía la cola, le lamía las manos y la cara, saltaba feliz, se tiraba panza arriba.

"Papá, está hambriento, tenemos que darle de comer". "Está bien, súbelo al auto que lo llevaremos a casa". Tomás, entusiasmado y feliz como no lo habíamos visto en semanas, trató de inducir al cachorro a que subiera. Pero para nuestra sorpresa, Pulquete no avanzó, se quedó parado expectante. Tomás insistió en llamarlo, pero el perrito, lejos de subir al auto amagó con alejarse. Se puso a ladrarnos como si quisiera decirnos algo. Se alejaba de nosotros, se detenía y nos ladraba. Su comportamiento era muy extraño. Tomás intentó agarrarlo pero apenas se le acercó, el cachorro corrió para volver a detenerse y a ladrarnos varios metros adelante. Tomás quería ir tras él, pero se nos hacía tarde y no podíamos perder tiempo en los caprichos de un perro desconocido.

"Déjalo Tomás, es muy tarde, vamos a casa"."¡Papá, por favor!". "Sube, vamos a casa, está claro que no quiere venir con nosotros". Puse el motor en marcha y Tomás se puso a llorar. Pulquete había vuelto a correr y ya había doblado la esquina.

Lo que sucedió a continuación todavía hoy nos emociona y no lo vamos a olvidar en nuestras vidas. El motor del auto se detuvo inexplicablemente y no hubo forma de hacerlo arrancar. “¿Qué pasó? -me dije inquieto-, ¿se habrá ahogado? Sí, seguro... bueno, paciencia, tendremos que esperar un poco”. Tomás lloraba en el asiento trasero y noté que mi esposa, con la cara vuelta hacia la ventanilla, también dejaba correr algunas lágrimas silenciosas. En eso oímos unos ladridos familiares. "¡Papá, papá!" gritó Tomás, "¡Mira! ¿Ese no es Budy?". "¡Por el amor de Dios, sí, es Budy, es Budy!" exclamó mi esposa. ¡Era Budy! Había reconocido el automóvil y venía corriendo desde la esquina a toda velocidad, y detrás de él, ladrando entusiasmado, venía Pulquete, el cachorro abandonado que no quiso abandonar a su amigo y por eso había tratado de hacernos entender que debíamos esperarlo hasta que él lo fuera a buscar.

¿Y adivinen qué pasó cuando los dos perros estaban ya dentro de nuestro automóvil y todos llorábamos y reíamos de alegría?: el motor arrancó apenas giré la llave. Fue como si algún ángel de Navidad, un ángel tal vez de los animales, ¿por qué no?, hubiera dicho con una dulce sonrisa: “Bueno, ahora sí se pueden ir todos a casa a celebrar la Nochebuena".



Autor:
Desconocido

viernes, diciembre 06, 2013

Animales que fueron regalo en Navidad: historias verídicas



¿Qué es lo que pasa después de comprar o regalar un perro en Navidad? Te presentamos tres historias del destino de algunos perros de raza que fueron regalos de Navidad.


En vísperas de Navidad, para muchos es una gran idea el regalar un perro como presente. Se acude a un criadero de perros o a una tienda de mascotas, y si los precios son muy altos, se recurre a otros vendedores (criadores de traspatio), personas que se dedican a criar cachorros o los que cruzaron a su perra "solo una vez" para que así "experimente el amor y sea mamá" y ahora venden los cachorros que no pudieron colocar entre sus conocidos.


Comprar un cachorro como regalo de Navidad
 
¿Cómo no enamorarse de esa bolita de pelo tan tierna? ¿Por qué no llevarse a esa cachorrita de orejas largas? ¿O a ese arrugadito Shar pei? Será una agradable sorpresa para la novia o la familia, quienes no podrán resistirse a su adorable aspecto. O para los niños que nos han insistido en comprar una mascota. Efectivamente es una sorpresa y novedad. A continuación contaremos algunas historias sobre lo que pasó con esos cachorros regalados en Navidad.




 
Cachorro de Shar pei después de la Navidad

Cuando esta cachorra creció un poco, sus dueños se dieron cuenta de que el vendedor los había timado porque no era un Shar pei auténtico. Se sintieron defraudados y comenzaron a descuidarla, así que a nadie le importaba si se salía de casa por su cuenta. En una salida quedó preñada y a duras penas vendieron a las crías porque el parecido con un Shar pei era mínimo. Al celo siguiente volvió a quedar preñada y mejor decidieron abandonarla en un lote baldío.

Los Shar pei son perros de piel muy delicada. Ya sin refugio y expuesta a los elementos, su piel se deterioró, se llenó de sarna y siguió teniendo una camada tras otra. Algunas veces se llevaban a los cachorros, otras morían arrollados o de hambre. En su deambular buscando alimento llegó a un expendio de pollo y ahí ocasionalmente le daban los intestinos, que no son vendibles. Esa alimentación empeoró su salud y debilitada por su última camada que murió de frío en otoño, se encontró con una cachorrita criolla, única sobreviviente de otra desafortunada camada y decidió adoptarla. Así, juntas, siguieron viviendo en el lote baldío, pasando hambre y mucho frío en el crudo invierno del Valle de México.





Cachorro de Beagle: su historia

Comprado de forma precipitada como regalo de Navidad, al poco tiempo se convirtió en una pesadilla para sus dueños: pertenece a una raza sumamente activa y con demasiada energía y como casi no salía, presentó problemas de conducta y terminó mordisqueándo todo, lo que ocasionó fricciones en la familia y decidieron abandonarlo lejos de su hogar.

En su afán de regresar, fue arrollado en la carretera, pero por fortuna lo rescataron y al poco tiempo encontró un nuevo hogar. Sin embargo, debido a razones varias, que no era un Beagle puro, que era hiperactivo, lo entregaron a otra familia y ocurrió lo mismo, pero ahora han decidido sacrificarlo, porque "mejor muerto a que sufra en la calle".




  

Cachorro de Basset hound: después de la Navidad

Esta hermosa cachorra Basset hound esperaba sentada y triste sobre los fríos barrotes de una tienda de mascotas. Finalmente un joven quedó prendado de sus largas orejas y mirada dulce y la compró para su novia, quien quedó encantada e incluso le permitía dormir con ella. Tiempo después la pareja se casó y se llevaron consigo a la perra.

Comenzaron las dificultades: a él no le agradaban las babas, ni el fuerte olor a sabueso ni que soltara tanto pelo. Por añadidura la Basset aullaba cada vez que se ausentaban del departamento. Para colmo, en una salida hizo destrozos dentro del mismo y pese a las súplicas de su esposa, la Basset se fue a la azotea del edificio. Con el tiempo tuvieron un bebé y el contacto con la Basset fue menor, y cuando el bebé creció, la esposa persuadió a su marido para que el pequeño jugara con la perra. En un descuido el bebé le dio un fuerte tirón de orejas y la perra lo mordió, por lo que el padre tomó a la perra por el cuello y la sacó a patadas hasta llegar a la calle, donde la pateó tan fuerte que la dejó sangrando con la cadera fracturada en la banqueta.




¿Por qué no regalar perros en Navidad?

Estas tres historias son verídicas, los perros fueron rescatados por protectoras de animales y actualmente ya tienen un hogar. Pero miles siguen siendo vendidos y posteriormente descuidados, maltratados, abandonados o sacrificados.

Un perro es un compromiso de por vida. No compres problemas ni los generes: infórmate primero y adopta un perro sin hogar y da una segunda oportunidad a alguno de estos perros que fueron abandonados y maltratados después de ser primorosos regalos en Navidad.


Fuente:
Suite 101, artículo "Comprar o regalar perros en navidad: historias veridicas"
de Mayra Cabrera

Ellos en el cine - Free Birds



Ayer se estrenó en México la película "Free Birds" (Dos pavos en apuros), la primer película de animación de Relativity Media.

La historia trata sobre un par de pavos que descubren una máquina del tiempo y deciden utilizarla para volver atrás en él, justamente al primer Día de Acción de Gracias para así impedir convertirse en parte del menú y 
conseguir así que los pavos nunca se vuelvan comidaOwen Wilson y Woody Harrelson son quienes darán voz a este par de pavos.

En noviembre pasado se celebró en Estados Unidos el Día de Acción de Gracias, un evento que tiene igual de importancia para su cultura que la Navidad, con la diferencia de que reside más en la unión familiar que en los regalos. 

El productor de la franquicia de Shrek, Aron Warner, fue el encargado de la financiación de esta cinta dirigida por Jimmy Haywardl, conocido también por su faceta como animador de películas de Pixar como Toy Story y Monsters Inc. 

Habrá que ver la película para juzgar si es buena o no, pero para quienes llevamos una dieta vegetariana/vegana, la historia a simple oída, nos parece maravillosa. Quien quita y para el Navidad, muchas familias cambien el tradicional pavo, por alguna opción más amigable con los animales.

Por lo pronto, les dejamos un pequeño avance.




Fuentes:

jueves, diciembre 05, 2013

Oscar Ospina y su amor por la ilustración




No encontramos mucha información sobre Oscar Ospina, sólo podemos decirles que es un talentoso Diseñador Gráfico, con gran pasión por la ilustración.

Graduado de la
Academia de Dibujo Profesional de Cali, Colombia y con gran experiencia trabajando para agencias de publicidad.

Sus ilustraciones están cargadas de mucha ternura y humor, seguro por la red te has encontrado parte de su trabajo, quizá incluso has usado alguno de sus emoticones de la serie MOSTROPI, en Facebook messenger.

Te compartimos algunas de sus ilustraciones, si quieres ver más, síguelo en Facebook ;)


  











LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India